jueves, 23 de febrero de 2012

COSAS SIMPLES

Los que me leéis sabéis que disfruto enormemente con la belleza que se esconde en  las cosas cotidianas, sobre eso quiero escribir hoy. Porque me encanta pararme a sentir... a mirar de repente algo que a otros les pasaría completamente inadvertido, como el cesto de ropa limpia que mi marido coloca encima de una silla o el cuerpo regordete de mi bebé en la bañera. Porque me encanta abrir la persiana por las mañanas y gozar cuando el sol hace resplandecer la ropa blanca de mi cama. Porque cierro los ojos y aspiro profundamente cuando bajo la escalera y él está preparando un delicioso y aromático café. Porque  todos los objetos de mi casa están elegidos con el mismo cuidado, desde el mueble más caro hasta los guantes de fregar. Porque me olvido de lo que para otros es importante, como la política o la economía,  para abstraerme, evadirme y no perderme la belleza de las cosas más simples. 







4 comentarios:

leonora dijo...

Es muy importante disfrutar con las cosas cotidianas. A mí también me pasa que me rodeo de cosas que me gustan y eso me hace estar feliz, disfruto de cualquier pequeña cosa que tengo alrededor, una foto nueva que he colocado en un marco, una alfombrita en un rincón, un mug nuevo para el desayuno...
Lo importante no es tener muchas cosas sino saber apreciar lo que tienes.
Bss!

rosa dijo...

Bonita entrada , tienes razon hay que detenerse y disfrutar mas de lo cotidiano . Bonitas fotos !!!
Besos !!!

gris berenjena dijo...

con lo que me gusta a mí perderme en la belleza de las cosas Tali...
creo que aquí la hay a montón, así que con tu permiso me quedo!
mart a.

kalambaca dijo...

Pensar la de belleza que hay en las cosas sencillas y cotidianas y que nos pasa inadvertida.... ojala nos centrasemos mas en esos detalles, cuanto mejor nos iria a todos.
Yo ya tengo una nueva cosa que admirar: tu blog.
Enhorabuena por tu blog.
Besos!!!