sábado, 7 de enero de 2012

MAÑANA DE REYES

Este año,  la mañana de Reyes ha sido muy especial porque tenemos en casa a nuestro pequeño Teo, que nos ha colmado de felicidad. Gracias a él, despertamos más nerviosos que de costumbre, nos levantamos más temprano, desayunamos el delicioso roscón mojado en chocolate frente al árbol y nuestra nueva chimenea y fuimos abriendo regalos con la misma ilusión que cuando éramos pequeños: Este para mamá, este para papá, este es para ti,  Teo, papá te ayuda a abrirlo... Recibimos muchas cosas bonitas, pero la mejor estaba a nuestro lado: una carita sonriente, la inocencia infantil intacta.





3 comentarios:

Silvina dijo...

Qué bonito y feliz se lo ve entre tanto paquete!... jajaja es hermoso disfrutar de las fiestas con los niños. Yo tengo 3 y es todo un evento para ellas... :)

Lorena-Amor por la decoración dijo...

Que cosita linda por Dios!! bendita la inocencia de los niños, quien pudiera volver a serlo!!

Prado García dijo...

Preciosa foto, e inigualable el momento que tuvistéis que vivir con vuestro pequeño.